recursos humanos

Trabajamos para brindar un viaje seguro todos los días a partir de la formación de un plantel de conductores seguros

Nuestro plantel de conductores es cuidadosamente seleccionado y una vez ingresados reciben la capacitación necesaria para que puedan realizar su tarea en forma satisfactoria.

Mesa de trabajo 3

Contamos con un plantel de Conductores Profesionales altamente capacitados para cumplir de manera exitosa cualquier tipo de servicio a lo largo del país, siempre bajo las más estrictas normas de Seguridad Vial, cuidando permanentemente a nuestros pasajeros.

Mesa de trabajo 2

Todos los conductores poseen carnets habilitantes nacionales, provinciales y municipales emitidos por los organismos de control correspondientes (CNRT, ROTA, entre otros). Además exigimos la aprobación del curso de manejo dictado por la CNRT.

Mesa de trabajo 1

Como la seguridad es lo más importante para nosotros, cada conductor es permanentemente capacitado mediante cursos sobre Conducción Segura para Conductores Profesionales dictado por Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros y el Instituto de Seguridad y Educación Vial.

“accidentes” vs “siniestros”

Para lograr un trabajo serio en la capacitación de nuestros conductores, diferenciamos “accidente vial” de “siniestro vial”.

Cuando hablamos de “accidente” responde a un suceso eventual. A su vez un hecho eventual es un hecho casual o fortuito, que ocurre por azar. En un accidente entran en juego causas que no podemos controlar ni anticipar, dado que no somos uno más de los actores participantes en el hecho. Esto nos impide a realizar un análisis profundo de la capacidad y acción de nuestros conductores frente a un suceso vial. El accidente de tránsito es consecuencia de una cadena causal de eventos y circunstancias en las que podemos intervenir para evitarlo o mitigar sus resultados. Hablar de accidente, significa pararnos fuera de esa influencia. Nos aparta de ella, concentrándonos en atacar, no sus causas, sino sus consecuencias.

En cambio, al referirnos a “siniestros viales” podemos hacer un control más específico del origen del suceso y así, realizar las acciones necesarias para que no vuelvan a ocurrir. La toma de conciencia, sumada a los esfuerzos para implementar estrategias de prevención, ayudará a reducir la incidencia y la severidad de estos sucesos en nuestras rutas y calles.